Saltar al contenido

10 Razones y Técnicas Para Estudiar Historia y su Importancia

Somos conscientes de que cada tema es diferente y requiere habilidades y recursos de estudio específicos para estudiar historia.

Decidimos crear este articulo para ayudar a cómo estudiar dedicando a cada uno de los temas principales.

Hoy les contaremos algunas de las técnicas más efectivas para estudiar la historia.

5 Técnicas y recursos para estudiar la historia

La historia es una de esas asignaturas que puede causar muchos dolores de cabeza a muchos estudiantes.

Por eso los estudiantes pueden describir sus clases de Historia como largas y aburridas sobre todo si se equivocan de profesor.

Razones y Técnicas Para estudiar historia

Sin embargo, un buen conocimiento de la historia es esencial para todos los estudiantes, no sólo porque es una asignatura común sino también porque proporciona un contexto real de la realidad en la que cada uno de nosotros vivimos y puede aplicarse a los asuntos actuales y a la vida cotidiana.

  1. Cómo estudiar la historia: Conectar y desarrollar ideas

La historia es un tema basado en la sucesión de eventos, por lo que tener el orden correcto es la clave del éxito.

Puede parecer un punto simple, incluso trivial, pero es importante, sin embargo. Es esencial, por lo tanto, asegurarse de que sus notas sigan un orden cronológico.

Deberías dividir tus notas de estudio por temas, y luego por años, décadas y siglos.

Los libros y las notas a menudo cubren los eventos con mucho detalle. En la mayoría de los casos, no es necesario memorizar un gran catálogo de notas sobre un tema.

En cambio, es mejor establecer una conexión entre los hechos.

Los eventos deben seguir un orden lógico para ayudar a entenderlos y memorizarlos, por lo que el uso de mapas mentales puede ser muy útil cuando se visualiza toda esta información de un vistazo y cuando se está recapitulando para un examen.

Una vez que haya construido su Mapa Mental, puede ser una buena idea desarrollar estas ideas en Notas.

Con nuestras herramientas puedes generar automáticamente una nota de un mapa mental que hayas creado.

Entonces puedes añadir información extra a tu nota como quieras. Una técnica que podría resultar bastante beneficiosa sería dividir cada uno de los eventos que está estudiando en Causas, Eventos y Consecuencias.

  1. Retención de datos clave

Muchos exámenes de historia incluyen preguntas específicas relacionadas con fechas y nombres clave.

Esto significa que se requieren algunas habilidades de memorización y debería ser parte de su proceso de aprendizaje al estudiar la historia.

Las tarjetas de memoria son una gran herramienta en estos casos, ya que permiten comprobar rápidamente los niveles de retención y recapitular rápidamente.

  1. Películas

Otro método que puede ser muy efectivo cuando se estudia la historia puede ser sorprendente: ¡mirar películas! Hay películas y documentales fantásticos disponibles que describen eventos históricos.

Lo bueno de estos es que son entretenidos (¡normalmente!), mientras que al mismo tiempo son educativos.

Antes de sentarse con un tazón de palomitas de maíz en la mano, asegúrese de que la película es fiel a los hechos históricos.

Desafortunadamente, a veces Hollywood se vuelve un poco loco y se toma libertades con la historia.

  1. Obtener una nueva perspectiva

Dado que estudiar Historia implica memorizar mucha información, es necesario que pruebes tus conocimientos antes de enfrentarte al verdadero examen.

Teniendo esto en cuenta, las pruebas de elección múltiple son una forma simple pero efectiva de comprobar si has memorizado correctamente la información específica.

Pídele a tus amigos y compañeros que compartan sus cuestionarios contigo y así te beneficiarás de su perspectiva también.

  1. Herramientas en línea

Esperamos que los consejos proporcionados sean útiles y le ayuden a tener éxito en sus exámenes de Historia.

Le permite crear recursos de estudio como mapas mentales, tarjetas de memoria, notas en línea y exámenes, cada uno de los cuales le ayudará a lo largo del camino mientras se prepara para sus exámenes.

Cuáles son las razones para estudiar historia

A continuación, te lo explico cada de estas o por qué estudiar historia

  1. La historia nos ha dado millones de ideas brillantes

Desde las tablillas de piedra hasta los Smartphone, desde los carros hasta los coches auto conductores, la historia ha proporcionado un mar de ideas brillantes.

Ideas como domesticar plantas y usar máquinas para fabricar camisas han impulsado a las sociedades humanas a una rápida fase de expansión del desarrollo.

Ahora mismo, estamos sólo en el comienzo de esa fase de crecimiento.

Analizar estas ideas nos ayuda a entender dónde hemos estado y a hacer predicciones sobre dónde vamos.

En un nivel personal, estas ideas proveen una visión útil para entender a nuestros ancestros. Nos dan un vistazo a cómo se disfrutaba de sus vidas y a los problemas que enfrentaban.

Muchas de las ideas de la historia también pueden ser útiles en una escala mayor.

Podemos mirar hacia atrás en la historia para entender la política moderna, ayudarnos a tomar decisiones para mejorar la economía, o cómo reaccionar mejor en tiempos de guerra.

No nos equivoquemos: no todas las ideas de la historia han sido brillantes. Las malas decisiones de la historia nos proporcionan quizás la mayor comprensión y valor del mundo actual.

Analizando las malas decisiones y sus ramificaciones, sabemos cómo evitar situaciones similares en el futuro.

Además, todas esas pobres ideas nos llevaron eventualmente al mar de las brillantes.

Entonces, ¿por qué es importante entender las ideas de la historia?

En todos los aspectos de la vida, estas ideas nos preparan para hacer predicciones precisas y mejores decisiones personales para beneficiar el futuro de nuestra especie.

  1. La historia nos ayuda a entender las tendencias sobre nosotros mismos

En el corto período de vida de 78,8 años de un homo sapiens, es difícil para nosotros comprender plenamente el concepto de tiempo.

Nuestro sentido del tiempo está tan sesgado a los pocos años que llevamos vivos, que incluso 200 años nos parecen mucho tiempo.

Pero en el gran esquema de las cosas, 200 años no son nada. Con la Tierra existiendo desde hace 4.600 millones de años, 200 años es un parpadeo en comparación.

Y aunque sólo hemos escrito la historia registrada como una herramienta durante los últimos 6.000 años, todavía nos ha proporcionado increíbles conocimientos.

Durante estos 6.000 años, hemos sido capaces de construir modelos para entender las macro tendencias de nuestra especie.

Tendencias en la historia de la humanidad, como la disminución constante de la violencia, el aumento de la colaboración humana y la mejora significativa de la educación en todo el mundo. Sin embargo, en nuestro día a día, no vemos estas tendencias.

Nuestros canales de noticias tienden a ahogarnos con detalles negativos de eventos de micro escala.

Y así terminamos en un perpetuo ciclo diario de creer que el mundo se está desmoronando cuando en realidad, la humanidad parece estar bien.

Pero no todas las tendencias históricas son positivas. Pero cuando nos alejamos a esta escala histórica, nos permite pensar de forma diferente sobre nuestro mundo y ajustarnos en consecuencia.

El análisis de las tendencias históricas nos ayuda a desarrollar modelos predictivos precisos de nuestro futuro.

En el plano personal, la comprensión de las tendencias históricas puede aportar muchos beneficios prácticos.

Al alejarse y ver el panorama general, las tendencias históricas pueden ayudarnos a reducir la ansiedad personal y nos permite apreciar lo que es importante en nuestras vidas.

También pueden ayudar a impulsarnos a un significado personal, empujándonos a iniciar un movimiento dentro de nuestra comunidad o un cambio mayor dentro de nuestro gobierno.

La historia nos da inspiración y motivación

¿Necesitas un mentor? ¿Necesitas unas cuantas chispas de inspiración para tu próximo proyecto?

  1. La historia está llena de ellos

Gente que ha defendido lo que cree. Personas que han arriesgado sus vidas para hacer cambios monumentales para nuestro mundo.

Sumergiéndonos en el pasado, podemos aprender más sobre estos individuos, el mundo en el que vivían y las decisiones que debían tomar.

Estas ideas pueden proporcionarnos a los humanos modernos la inspiración y la motivación para seguir haciendo de nuestro mundo un lugar mejor.

Piense en Thomas Edison logrando 1.093 patentes en su vida. Ese tipo era una máquina que sacaba idea tras idea. ¿Cómo lo hizo?

Adoptando la actitud más inspiradora y persistente que jamás se haya conocido, conocida por decir afirmaciones como, No he fallado. Acabo de encontrar 10.000 formas que no funcionarán.

Las figuras de la historia, como Edison, pueden ayudar a inspirar y motivar en los desafíos personales o de la comunidad.

¿Hay algún movimiento que te apasione? Miren atrás en la historia para ver qué eventos similares han ocurrido en el pasado.

¿Cómo resultó? ¿Qué puede cambiar esta vez, que pueda mejorar el resultado?

La historia nos da el aliento de que todo es posible. No importa las probabilidades, la gente se unifica cuando se preocupa. Y cuando la gente se unifica, el cambio ocurre.

La historia nos ayuda a empatizar con las generaciones pasadas

  1. Tus abuelos han pasado por mucho. Y a menudo no los apreciamos lo suficiente

En una vida, han visto al mundo cambiar más dramáticamente que cualquier generación anterior. Desde una depresión devastadora hasta pedir pasta de dientes a los robots parlantes.

Con el crecimiento de la tecnología moderna, es una locura pensar lo rápido que ha cambiado el mundo.

No sólo los libros de historia nos muestran estos cambios, sino también nuestros abuelos.

Puedes aprender mucho de una conversación con tus abuelos. ¿De dónde han salido? ¿Cómo era la vida cuando crecían? ¿Qué piensan del mundo moderno de hoy?

Si sigue siendo genuinamente curioso, se sorprenderá de lo mucho que puede aprender sobre el pasado y lo esencial que son estas historias para su mundo moderno.

Nuestra capacidad de empatizar con las generaciones anteriores nos permite sentirnos más conectados como humanos y nos ayuda a tomar mejores decisiones sobre el futuro.

¡Además, probablemente hará a tu abuela muy feliz de tener una charla contigo!

Practicar la empatía no sólo beneficia la relación con tus abuelos. También puede servir como una valiosa herramienta para su carrera profesional.

Google recientemente compartió que tener empatía hacia los colegas es una de sus ocho mejores habilidades para el éxito en el lugar de trabajo.

La empatía es una valiosa herramienta de inteligencia social para comprenderse mejor a sí mismo y mejorar las relaciones con los demás.

Cuando observamos la historia, observamos relatos de personas reales que vivieron a través de ella.

Al absorber y comprender sus situaciones del pasado, nos ayuda a preocuparnos más profundamente por el bienestar de nuestros semejantes.

Piensa en cómo hubiera sido estar en un campo de concentración de la Segunda Guerra Mundial.

O para vivir las tensiones de la Guerra Fría. ¿Cómo habría reaccionado si estuviera en esas situaciones?

  1. La historia nos recuerda que somos humanos

Tenemos ideas brillantes. Tenemos ideas terribles. Tomamos decisiones increíbles. Cometemos errores.

Y cada una de estas ideas, decisiones y errores ayudan a moldear el futuro de nuestra especie.

La historia es un humilde recordatorio de que sólo tienes un corto tiempo en esta tierra.

 Y la única razón por la que estás vivo hoy es que todos y cada uno de tus ancestros sobrevivieron. Lograron sobrevivir a las guerras. Plagas. Desastres naturales. Reyes maleducados.

  1. El hecho de que estés aquí es un milagro histórico

En la escuela, a menudo sólo aprendemos sobre la historia a través de guerras y figuras prominentes.

Pero la historia es mucho más que eso. La comprensión más profunda de la historia proviene de la vida de la gente común.

Los granjeros, campesinos, trabajadores de la fábrica. ¿Cómo era la vida para ellos? ¿Cómo afectaron los acontecimientos históricos a estas personas?

La mejor mirada a un período de tiempo histórico es examinar la vida de estas personas cotidianas.

Echa un vistazo a los libros que están menos enfocados en los grandes nombres, y más en las complejidades de la vida común durante un período de tiempo.